Sobre mí

Mi foto
Alicante, Spain
Soy una mamá Alicantina viviendo de nuevo en Alicante y, en éste pequeño cajón de sastre os contaré como vivo la maternidad, la crianza de los hijos, mis dudas, miedos, pensamientos...en general, MI MUNDO. Si queréis podéis escribirme. ¡Espero que os guste!

sábado, 29 de enero de 2011

Zapatillas para ir por casa

Hoy voy a hablar de las zapatillas que utiliza la peque para andar por casa. He leído en algún blog comentarios sobre ellas y yo también quiero hacerme eco.
Las vio mi marido en el Decathlon y las compramos. Estábamos cansados de buscar zapatillas para andar por casa, no encontrábamos nada que nos convenciera. La peque tiene, igual que su papá, el empeine muy alto y todas las zapatillas que habíamos probado no se ajustaban bien así que nos tocaba comprarle más talla de la suya para poder cerrarlas y parecía un pato caminando, se le doblaban los pies. Además, como empezó a caminar muy temprano, tampoco encontrábamos zapatillas de su talla que tuviesen una suela que no resbalase.
Todo esto pasó a la historia cuando las compramos. Ahora leyendo en otros blog he averiguado que se llaman Light baby shoe. Estamos muy contentos con ellas, son muy blanditas y a la vez tienen reforzado el talón y la puntera. Son finas, suaves, antideslizantes, fáciles de poner, se cierran con un velcro, y se adaptan estupendamente al pie. Además son transpirables y eso le viene fenomenal a la peque porque le sudan mucho sus piececitos. 
Las hay de todos los colores e incluso con pelito por dentro para que sean más calentitas.  Quizá el único inconveniente es la talla, que la dan pequeña, la peque utiliza el 18 y le hemos comprado el número 20 y le quedan fenomenal.
Os pongo unas fotos de las zapatillas que utiliza la peque. 

 



Cuando viene visita a casa y ven las zapatillas nos comentan lo mismo que nosotros pensamos cuando las vimos : "podrían hacerlas para adultos". Es que se ven tan cómodas y a la peque tan a gusto con ellas. Así que, si estáis buscando zapatillas os animo a que las compréis.


miércoles, 26 de enero de 2011

Médicos

Tal y como comenté en la entrada de "Ecografía" a final del año pasado me volvieron a hacer la ecografía y la analítica que me hice en mayo.  En principio éstas pruebas pensaba hacerlas en Alicante pero como vivo en Madrid me dió pereza tener que estar  subiendo y bajando de Madrid a Alicante y vice versa. Así que las anulé. Fui a mi médico de cabecera y éste tras ver los resultados de la eco y la analítica que me hice en mayo y comentarle lo que me dijo el endocrino de Alicante entonces, me dió un volante para hacerme la ecografía y la analítica que me tocaba al año de dar a luz. 
A la vuelta de las vacaciones de navidades tenía otra vez cita con el médico de cabecera para que me comentara los resultados de las pruebas. En resumen, la analítica está perfecta, mejor que nunca excepto por la hormona TSH que sigue demasiado baja. Además la eco indica que los nódulos siguen donde estaban, no hay más, pero los que tengo tampoco  han reducido su tamaño, así que el médico me ha remitido al endocrino para que él reevalúe los resultados de estas pruebas porque como sigo dando pecho prefiere que sea un especialista el que opine. En fin, la cita con el endocrino la tengo el 21 de febrero y ya os contaré qué me dice.

Siguiendo con médicos, el martes 25 estuve también en el pediatra para un chequeo del peso de la niña. Hace un mes y medio, en la revisión de los 12 meses, la pediatra vio que el peso de la peque se estaba saliendo por debajo de su percentil y me pidió que volviese en enero, antes de la revisión de los 15 meses, para controlar cómo evolucionaba el peso de la peque. Así que ayer allí estábamos los tres (padre, hija y madre). Salimos de la consulta muy contentos, la peque no está perdiendo peso, sigue en su percentil y muy sanota. Nos comentó que a veces si los niños han estado malitos igual comen menos y eso se refleja en el peso de forma puntual.
Ahora la siguiente visita a la pediatra será a los 15 meses donde también habrá que ponerle alguna vacuna, espero que el papá nos pueda acompañar porque yo sola no puedo sujetarla.

martes, 11 de enero de 2011

¡De vuelta!

Ya estamos de vuelta en Madrid. Hemos pasado unos días estupendos en Alicante con la familia y amigos. Éstas navidades han sido diferentes, hemos cumplido un año con la peque en nuestras vidas y ha sido toda una experiencia, un gran año donde hemos aprendido y crecido con ella y, sobre todo un año lleno de mucho, mucho amor.

Las navidades comenzaron con su cumple, su primer añito. Hicimos dos celebraciones, una con amigos y otra con la familia en plan más tranquilo. Ha tenido la suerte de celebrar dos veces su cumpleaños, aunque ella no se ha enterado de mucho pero si ha disfrutado a lo grande de tanta gente a su alrededor haciéndole monerías. 

El 12 de diciembre hicimos una merienda con todos los amigos en casa, compramos en una  tienda de "todo a cien" un letrero donde se leía feliz cumpleaños y estaba todo lleno de globitos. Lo pusimos enfrente de la mesa con toda la comida y, donde luego soplaríamos la vela. 
Citamos a todo el mundo a las cinco y media de la tarde, una hora prudente para que no se hiciera muy tarde ya que la peque en Alicante de ocho a nueve y media caía redonda (en Madrid le cuesta más y pueden ser las once de la noche y estar dando guerra). Le hicieron muchos regalos, más de los que esperábamos. Hubo de todo, ropa, juguetes educativos y no tan educativos. Fue una tarde muy bonita, agradable y divertida, lo pasamos genial y sobre todo ella. Desde aquí quiero dar las gracias a todas aquellos que nos acompañaron.


El 15 de diciembre, el día de su cumpleaños, estuvimos de comida con la familia (Abuel@s y tí@s). La peque estuvo toda la comida sin parar de caminar y, justo poco antes de la tarta se quedó dormida pero finalmente se despertó a tiempo para soplar la velita en un pedazito de tarta que quedó.


Los días claves de comidas y cenas los hemos pasado muy bien, la peque se ha portado como una campeona y hemos tenido unas veladas tranquilas donde ella ha disfrutado mucho. Además como he dicho anteriormente se quedaba dormida muy tempranito y nosotros también hemos tenido tiempo de estar con la familia y amigos charlando tranquilamente.


Uno de los regalos que parece que más le ha gusta es ésta cocinita que tiene música, habla en inglés y español. 






Se lo pasa genial metiendo en la nevera, en el horno y en el cubo de la basura todas las piezas y demás cosas que ve por la casa.


Como ha tenido tantos regalitos nosotros le hemos comprado para reyes una mesita con su silla y una alfombra donde juega con sus juguetes sentadita o, se dedica a darle vueltas alrededor.




En definitiva, unas navidades maravillosas para los tres. El año que viene que la peque tendrá dos añitos imagino que aún disfrutará más. Espero que las vuestras hayan sido igual de buenas.