Sobre mí

Mi foto
Alicante, Spain
Soy una mamá Alicantina viviendo de nuevo en Alicante y, en éste pequeño cajón de sastre os contaré como vivo la maternidad, la crianza de los hijos, mis dudas, miedos, pensamientos...en general, MI MUNDO. Si queréis podéis escribirme. ¡Espero que os guste!

miércoles, 15 de marzo de 2017

¡Sorpresa!

Éste sábado por la tarde le dimos una sorpresa a mi marido por su cumpleaños.  Con un poco de retraso la verdad, porque su cumple fue en diciembre, pero ha valido la pena esperar (en esta familia no sé que está pasando con los cumpleaños que caen en diciembre, que al final acabamos celebrándolos meses después). 

Le hemos regalado un "SCAPE ROOM". En septiembre del año pasado por primera vez disfrutamos de ésta experiencia en la misma empresa donde le hemos organizado la sorpresa; estuvimos jugando en otra sala distinta y nos encantó a todos. Así que, como nos quedaba pendiente por hacer la otra sesión, se nos ocurrió que sería un buen regalo. No sé si sabéis en que consiste, bueno lo explico un poco, es un local con una o varias salas donde tienes 60 minutos para conseguir resolver un enigma y salir de la habitación. Cada una de las estancias tiene una temática distinta y están llenas de acertijos, objetos extraños y candados que abren puertas, armarios o lo que sea. ¡Es súper divertido y emocionante!

La sorpresa la he mantenido en secreto durante casi un mes, aunque el mismo día que iba a ser sorprendido casi me da la risa cuando le estaba contando que habíamos quedado con una amiga en un centro comercial cercano para que le aconsejara sobre un smartwatch. No podía ni mirarle a la cara mientras se lo contaba, no quería que sospechara que le estaba mintiendo. Mi madre y mi hermana eran cómplices de la sorpresa, así que me hacían el favor de pasar ese ratito con las peques. 

Camino del centro comercial donde habíamos quedado (porque el local de scape room está muy cerca de ahí) yo iba súper nerviosa, miraba el reloj disimuladamente porque no quería ser la primera en llegar. La idea era encontrarnos en una de las cafeterías que hay por allí y así sorprenderle, y luego sin explicarle nada llevarlo a realizar el juego.

Cuando llegamos al centro comercial fuimos a la zona de las cafeterías pero justo de camino, al pie de unas escaleras mecánicas nos cruzamos con una de las parejas. Si nos veis disimular mientras nos hacíamos los sorprendidos y comentado la casualidad de vernos, yo no podía retener mi risa tonta ni mi nerviosismo. 
Al final cuando estuvimos todos juntos en la cafetería le contamos que estábamos allí para celebrar su cumpleaños y nos lo llevemos dando un paseo hacia su sorpresa de verdad. Nada mas salir del centro comercial empezó a sospechar a donde íbamos y le gustó la idea.  

La sorpresa fue todo un éxito, lo pasamos genial, conseguimos salir a tiempo de la habitación y pudimos decir  ¡RETO CONSEGUIDO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario